La respiración G. (o caracol)

Una innovadora forma de tener calma.

|Extracto de un futuro libro|

«La respiración G me ha cambiado la vida» «Ahora cuando me enfado me acuerdo de ti» «¡Vaya invento más útil!» «En casa todos lo hacemos» «La G la llevo siempre en mi mente» «Gracias por que no he vuelto a explotar delante de mis hijos». Testimonios reales.

Importante, vital y absolutamente necesario que aprendas a respirar en momentos clave, momentos en los que parece que te dejas llevar por el descontrol, a veces puedes sentir que por dentro te calientas, que tu cuerpo se pone rígido, ¡que la situación se apodera sin remedio de ti! SOS!!!!

STOP. Identifica esas situaciones y estés dónde estés, estés diciendo lo que estés diciendo y estés pensando lo que estés pensando, PARA. Lo que te pasa es absolutamente normal. Para y acuérdate de mi, que no entres en pánico en estas situaciones, ni durante la etapa de padre/madre/familiar/educador/… ¡vamos! para que no entres en la fase de pánico en ninguna situación del resto de tu vida, tengo para ti la innovadora respiración G.

tipos de G

La G puede ser lo que tu quieras: G de Gabla, G de Gesto, G de Gracias, G de Guay, G de Guapa, G de Guapo, G de G, G de “estoy hasta el Gorrooo”, G de GiliGabla…. Piensa en tu G… hazla tuya… (¡pero cuéntamelo por favor! jiji)

No te creas nada de lo que te diGo, prueba… prueba… y verás cómo tu mente se centra, concentra y pone el foco en la respiración, y entonces, aprenderás que las cosas si se experimentan se interiorizan y se entienden mucho mejor.

AHHH y respirar en G es maravilloso también para los más pequeños, puede ayudar si le dices que la G es una letra parecida a una espiral, como la concha de un caracol… te animo a que expliques esto a tu hijo, o a tus alumnos, es fundamental el control de las emociones desde pequeños, y aprender a centrarnos para tomar buenas decisiones en esos momentos de tensión, enfriarse por dentro es clave y sobre todo, es vital, la identificación del momento en el que deben usar esa espiral de la respiración, para no llegar al punto de no retorno.

Técnica

Sería cómo recapitular, meter dentro de la G dibujada con el dedo en el aire o en la mente todo lo que te enfada, te frustra, te da ansiedad, te saca de tu equilibrio, de tu centro, te altera… Vamos a ello!

y para los niños se les dices que cojan todas esas sensaciones que le hacen sentir mal y que las metan dentro de la concha del caracol muy despacito…

A practicar

La idea es que eres una olla a presión, y cómo tal, cuando estás a punto de explotar tienes un sistema de seguridad muy sencillo, sacar la tensión interior, sacar el aire. Coge por la nariz aire mientras dibujas, despacio, la G con tu dedo en aire, en una superficie o en tu mente, siente como si fueras recogiendo, limpiando, barriendo todo lo que te está alterando cuando hayas dibujado ese círculo incompleto deja de inspirar… y empieza a expirar muy muy muy despacio por la boca y con los labios abiertos lo mínimo posible, cómo una válvula de una olla… el aire dentro de ti es caliente, estás a punto de explotar! Aunque, el aire que sale de ti con esta técnica de la respiración G está… (Pon la mano a 10 cm de tu boca y saca el aire así… ya lo estás probando ehhhh) frío!!!!!!!!!!!!!!!!

Porqué? Efecto Joule-Thomson (si te apetece ampliar la info investiGa)

Así estarás bajando tu presión y además si vas comprobando cómo sale el aire, tendrás tu mente puesta en esa acción y no en lo que te llevo a respirar así. Repite tantas respiraciones como necesites para llegar a sentirte mejor… si no lo consigues, asesinar no vale, ok? Y si lo haces, según la Ley  11/11 de Gabla estoy exenta de responsabilidad.

Si practicas la G, llegará un día que cuando te pongas así, en modo descontrol, tu cuerpo, inconscientemente tomará más profundamente la siguiente toma de aire, y la sacará despacio…

Ya es hora de que me veas practicar a mi y lo hagas conmigo!

DENTRO VÍDEO y si te gusta! comparte 😉

Nota: Si en medio de la catástrofe, aguantas la respiración como si estuvieras en el fondo de una piscina, pones tu cuerpo rígido y y los nervios se apoderan de ti, lo más seguro es que PUMMMM, explotes… Si pasas de hacer la respiración en G, si no quieres acordarte de mi pero quieres llegar a la calma antes, lo más que te dejo hacer en esa situación es:

  1. apretar los dientes
  2. pensar en sonreir y sonreir! (fuérzalo… tu cerebro no sabe si estás fingiendo, sólo percibe que hay un estímulo positivo si sonríes y por eso empieza a generar hormonas de las buenas, que te harán sentirte mejor, tampoco me creas, esto es neurociencia, sólo pruébalo)
  3. pero quiero bien abiertos los agujeros de la nariz, RESPIRA… ¡¿entendido?!

Nota: alguien me ha dicho que nunca olvidará este tipo de respiración, que el punto G y la respiración G parece que consiguen lo mismo aunque con distinta estrategia: sacarte de dónde estás, calmarte o excitarte y transportarte a otro lugar. Espero que esto te anime un poquito más a probarla… jajaja

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *