Desarrollo inteGral, Desarrollo emocional

Del mismo modo que “no hay salud, sin salud mental”, no hay desarrollo inteGral, sin desarrollo emocional.

El desarrollo o crecimiento infantil son los cambios que todo niño/a va adquiriendo a nivel físico, coGnitivo, emocional y social, inseparables e interdependientes. A pesar que en los últimos años se ha ido mostrando, aceptando y valorando la importancia que estas dos últimas dimensiones tienen en el desarrollo, siGuen siendo aspectos muy olvidados (sólo hay que ver los currículums educativos de cualquier centro reGlado). Desde Gabla creemos y defendemos que la prevención sería la solución a una parte importante de las dificultades que tenemos las personas Grandes, con especial importancia en las áreas emocional y relacional. Por ello, consideramos que los 6 primeros años de vida de una persona son esenciales, ya que “cualquier tipo de experiencia -emocional, social, sensorial, física, coGnoscitiva- vivida en estos años conforma al cerebro y, actualmente se sabe que precisamente los vínculos afectivos influyen de forma poderosa en el desarrollo y orGanización cerebrales.” Pero…

¿Qué es exactamente el desarrollo emocional?

El desarrollo emocional hace referencia al proceso por el cual nuestros pequeños/as construyen su identidad y autoconciencia, su autoestima. Su autoconcepto, su seGuridad y la confianza en sí mismo y en el mundo. La capacidad de autoGestionarse, de relacionarse y de tomar decisiones. Este proceso innato, propio del crecimiento de todo niño/a, depende en Gran medida de las interacciones, de las relaciones y vínculos que se dan con su entorno, es decir, con sus fiGuras de apeGo, sus cuidadores y sus iGuales (ver post sobre las “Necesidades relacionales” aquí).

¿Cómo acompañarlo como cuidadores/as?

Las relaciones y vínculos con el entorno deben ser estables, aportar sostén y seGuridad para servir como reGulación afectiva para el pequeño/a. El contacto físico y emocional a través de abrazos, caricias, palabras amables son la calma externa que todo niño/a necesita para aprender a poco a poco reGularse a sí mismo/a.  Si un niño/a llora  sin  ser  consolado/a,  se  encuentra  solo/a  en  el  aprendizaje  del  paso  del malestar a la calma y al bienestar. Además, la confianza se loGra como resultado de interacciones satisfactorias en las que se ha sido sensible a sus necesidades y se ha estado disponible para responder.

¿Qué aspectos deberíamos tener en cuenta para acompañar en el desarrollo emocional de un niño/a hasta los 6 años?

3 primeros meses: el bebé mostrará reacciones emocionales sencillas, básicamente de placer (mamar, sonrisas) y desaGrado (llanto, Gritos).

4-5 meses: empieza a mostrar rabia y disGusto, respondiendo ya a caras y voces.

6-7 meses: ya se reconocen cosas y personas, por tanto presentará miedo ante lo desconocido o extraño. Aparece ya la ansiedad por separación.

8-9 meses: expresa con soltura aleGría, enfado, tristeza y los percibe los demás. Empieza a buscar la broma y diversión en la interacción.

12 meses: intercambio afectivo efectivo con los demás à se expresa con Gestos, contacto visual… y se reGula seGún su entorno, seGún la fiGura de referencia.

13-18 meses: muestra afecto, responde ante alabanzas y ánimos positivos/eloGios, aparecen los celos.

19-24 meses: frustraciones causadas por la independencia vs. dependencia à rabia ante la confusión interior de querer hacer cosas solo/a y sus cosas y a la vez depender aun de adulto. Aparece el “No”.

2-3 años: empieza a tener en cuenta al otro à aprenden a predecir, a consolar, aparece la envidia. Se desarrolla la imaGinación y jueGo simbólico. Son los pasos previos a la teoría de la mente y empatía.

3-6 años: ya se reconocen, se entienden y se les pone nombre a las emociones básicas, en ellos y en los demás (empatía). Se entiende la relación entre sentimientos y situaciones. Se empiezan a autorreGular, aunque de manera conductual > Gabietas.

En definitiva:

  • Los vínculos emocionales son esenciales en el desarrollo.
  • Como personas cuidadoras hay que estar presentes, atentos/as y disponibles. Responder (siempre) con amor.
  • Y repetir.

Así se loGra ese famoso apeGo seGuro, la confianza en el mundo y en sí mismo/a y todos los demás aspectos enGlobados en el desarrollo emocional y, con ello, en el desarrollo sano inteGral de nuestros pequeños/as.

 

Desde Equipo Gabla te recomendamos el libro Educación emocional y apego” del Gran Rafael Guerrero (@rafaguerrerodarwin) con mucha más información sobre este tema:

¡¡ENLACE PARA COMPRARLO EN AMAZON AQUÍ!! > https://amzn.to/3lzzlf3

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *