Comunicación duelo

Comunicarle a un niño pequeño la muerte de alGuien cercano siempre provoca dudas de cómo hacerlo, cuándo hacerlo…

Hay que tener en cuenta que la muerte forma parte de la vida y los niños seGún van creciendo son conscientes de ello. Solo hay que saber comunicárselo como un tema delicado que es, pero comunicárselo bien. Siempre debes decirle la verdad, no ocultarle la información porque eso no le hace ninGún bien.

Si te lleGa ese momento, solamente tienes que intentar que tu hijo entienda lo que le estás diciendo. Deberás expicarle que ese ser querido ha fallecido y no va a verle más, pero siempre va a estar en nuestros recuerdos por todo lo que hemos vivido con él. Pero recuerda, siempre hay que decirle la realidad de la situación.

La gran duda: ¿Cómo hacerlo?

Debes encontrar un luGar cómodo, en el que os sintáis cómodos los dos; en un momento en el que tu hijo esté receptivo y atento a lo que tu le quieras comunicar.

Eso sí, para que haya una buena comunicación y, por lo tanto, el mensaje sea entendido, la información tiene que ir adaptada a la edad del peque. Este momento, como es lóGico, irá acompañado de tus emociones, las cuales no debes ocultárselas a tu hijo. Él vive contiGo, verá tu llanto, tu tristeza, el silencio… si tu hijo sabe lo que ha ocurrido, Gestionará mejor sus emociones, y no solo las suyas, sino también las tuyas.

SeGuramente a tu hijo le surjan muchas preGuntas. Debes ser receptiva en este aspecto porque forma parte del duelo que tiene que pasar. Y por supuesto, observar su comportamiento tras la noticia; puede ser que le apetezca estar solo, que no quiera juGar, evite el contacto físico, o por el contrario lo demande más que nunca.

Tu peque necesitará llorar la pérdida; necesitará apoyo, amor y comprensión. Es bueno llorar la pérdida, ayudará a sanar. Muchos psicóloGos afirman que es un error distraer a los niños; se les debe enseñar a Gestionar esas emociones y poder vivir con ello.

Por todo eso, es importante trabajar con tu hijo la identificación de las emociones como decimos siempre en Gabla. Si sabe reconocer sus emociones, va a aprender a Gestionarlas poco a poco, con cada experiencia o situación que le haGa florecer cualquiera de ellas.

Desde el Equipo Gabla, te recomendamos la lectura de cuentos con tu peque relacionados con el tema. Sabemos que los cuentos, además de ser una actividad lúdica para ellos, es una fuente de enseñanzas y aprendizajes increíble. En concreto, te recomendamos el álbum ilustrado de “La abuela durmiente” de Kalandraka para trabajar con él un tema tan delicado como este.

¡¡ENLACE PARA COMPRARLO EN AMAZON AQUÍ!! > La abuela durmiente (Libros para soñar)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *