– Entiende a tu bebé mucho antes de que pueda hablar –

(Método aconsejado a partir de los 9 meses)